El cultivo de los Hongos
Etapas de cultivo
Los hongos comestibles y medicinales se cultivan según un proceso que involucra cinco etapas:
  1. Preparación del material de base o sustrato
  2. Pasteurización o esterilización del sustrato
  3. Siembra del micelio
  4. Incubación
  5. Fructificación (cosecha)

Cada una de las etapas del cultivo posee requerimientos especiales ya sea de climatización, instalaciones o rutinas de proceso. El cultivo se realiza según el siguiente esquema:
external image cuadro1.gif
Métodos de producción

Con excepción de los champiñones, que se producen solamente sobre sustrato, los otros hongos, que son lignívoros, o sea degradadores de maderas, se pueden producir según 2 sistemas: producción sobre troncos y producción sobre sustrato. La producción sobre troncos es de calidad óptima pero es estacional, esto significa que solamente se tienen hongos frescos en el otoño y la primavera. El resto del año se comercializan hongos deshidratados o en conserva. La producción sobre sustrato es continua a lo largo del año, sin embargo requiere de inversiones iniciales mucho más onerosas.

  1. Producción extensiva sobre troncos
La incubación se puede realizar en pozos, en pilas o en contenedores (bines). Las pilas o los contenedores pueden ubicarse a la intemperie o en locales cerrados.
external image produccionpilas2.jpg

external image produccionpozos2.jpg

external image produccioncontenedorinterior2.jpg

external image produccioncontenedorexterior2.jpg

Incubación en pilas
Incubación en pozos
incubación en contenedores (bines)
La fructificación puede realizarse totalmente a la intemperie, en sombreaderos semicubiertos, en invernaderos o en invernaderos climatizados.
external image fructificacionintemperie.jpg

external image fructificacionsombreaderos.jpg

Fructificación a la intemperie
Fructificación en sombreaderos
external image fructificacioninvernadero.jpg

external image fructificacioninvernaderoclimatizado.jpg

Fructificación en invernaderos
Fructificación en invernaderos climatizados.
  1. Producción intensiva sobre sustrato
Debido al costo de producción elevado, es recomendable partir de bolsas de sustrato ya incubadas, con lo que el productor solamente tendrá que instalar la cámara de fructificación.
La cámara de fructificación deberá contar con climatización para el control de temperatura, humedad relativa del aire, ventilación y fotoperíodo.
external image sobresustrato1.jpg

external image sobresustrato2.jpg

Producción intensiva sobre sustrato

Los dos métodos de producción se diferencian principalmente por la inversión inicial y los rendimientos obtenidos.

Producción en troncos: inversión inicial baja; rendimiento estacional ya que solamente se cosechan hongos en otoño y primavera; ciclo de producción: 4 años en promedio (con una sola siembra de micelio), dependiendo del tamaño del tronco. Rendimiento promedio: 1 Kg hongos/año.

Producción en sustrato: inversión inicial alta (cámara de pasteurización; cámara de incubación y cámara de fructificación); rendimiento periódico durante todo el año; ciclo de producción: 3 meses (4 ciclos anuales, con una siembra de micelio en cada ciclo). Rendimiento promedio: dependerá del sustrato base utilizado y del manejo.

Producción de hongos utilizando bolsas de sustrato incubado: inversión inicial baja (debe instalarse solamente la cámara de fructificación); rendimiento periódico durante todo el año; ciclo de producción: 2 meses (6 ciclos anuales). Rendimiento promedio: 15-18%, dependiendo del manejo de las bolsas de sustrato incubado.